• info@cocinarsincarbohidratos.com
  • 951 88 68 06

Tag Archives: sin carbohidratos

  • 0
Brownie relleno de cheesecake de frambuesas

Receta LowCarb de Brownie Relleno de Cheesecake de Frambuesas

Tags : 

¡Llegó el día del amor! ¡Feliz San Valentín!. Muchos ya tendréis las tartas reservadas para el postre de este día tan especial. Las pastelerías estarán  a rebosar de dulces y pasteles que conmemoren el día del amor. Con lo que a mi respecta, me gusta más currármelo y regalar algo que haya salido de mi esfuerzo y trabajo. Es muy bonito que te pongan sobre la mesa una tarta con el más mínimo detalle, color y brillo pero, a fin de cuentas, no ha conllevado un esfuerzo o pasión por crear la ilusión. Soy fanática de la repostería, pero aún más, fanática de observar las caras de ilusión cuando prueban el resultado final de mi trabajo. Por eso, hoy os traigo una receta sencilla (aunque algo laboriosa) de un postre ideal para regalar por el día de San Valentín. Un postre lowcarb que no tendrá nada que envidiar a los que se exponen por las vitrinas de los supermercados y pastelerías.

Para esta receta lowcarb no me la he jugado y he elegido dos combinaciones que no podían fallar, brownie y cheesecake. Al principio dudé entre la vainilla y el chocolate pero definitivamente, esta combinación es puro amor. Una receta lowcarb de brownie relleno de cheesecake de frambuesas que sorprenderá a tu pareja desde el primer corte. Esta receta lowcarb de brownie relleno está elaborado con ingredientes que podéis encontrar fácilmente a la vuelta de la esquina. Tan sólo necesitareis cortapastas en forma de corazón (o cualquier otro dibujo) y un molde de plumcake o pan.

Sin más, os dejo con esta receta lowcarb de brownie relleno de cheescake de frambuesas con el que no fallareis en un día tan especial.

Elaboración de la receta LowCarb de Brownie Relleno de Cheesecake de Frambuesas

Como ya os he comentado, para esta receta serán indispensables dos utensilios:Cortapastas y Molde de Plumcake

  • Cortapastas en forma de corazón
  • Molde de plumcake o pan

 

Receta LowCarb de Brownie Relleno de Cheesecake de Frambuesas

  • Partes: 16
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Ingredientes de la Receta LowCarb de Brownie Relleno de Cheesecake de Frambuesas:

Para el relleno de cheesecake de frambuesas: 

 

Para el brownie de chocolate:

 

 


Preparación de la receta LowCarb de Brownie Relleno de Cheesecake de Frambuesas:

Preparación relleno de cheesecake de frambuesas

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. En una batidora (de vaso o de mano), en mi caso he utilizado la Thermomix, introducimos los huevos y batimos durante 2 – 3 minutos hasta que doblen su volumen.
  3. Añadimos el resto de ingredientes a excepción de las frambuesas y el colorante rojo y batimos hasta lograr una mezcla homogénea, sin grumos.
  4. Añadimos las frambuesas y repartimos con la ayuda de una espátula. Si no os gusta encontrar trozos enteros de frambuesas se pueden introducir en la batidora con el resto de la mezcla y triturar.                                                                                                                                                                                                                                                                                Mezcla para el relleno de cheesecake
  5. Preparamos una bandeja forrada con papel vegetal o engrasada con un poco de aceite o mantequilla y vertemos la mezcla. Tened en cuenta que debe de quedarse plana, como si fuésemos a elaborar una plancha de bizcocho para un brazo de gitano.
  6. Sobre la superficie, realizamos pequeños puntos en fila con el colorante rojo y con la punta de un palillo o un cuchillo vamos uniendo punto a punto hasta formar un dibujo. Este paso es opcional y al libre albedrío, si no se hace no va a alterar el sabor final de la receta, simplemente es para aportar algo de color y originalidad.                                                                                                                                                                                                                              Proceso de elaboración decorado cheesecake
  7. Introducimos al horno durante 20-25 minutos. Hay que tener cuidado, si veis que empieza a dorarse demasiado por la superficie tapad con un papel de aluminio y seguid horneando hasta que introduzcáis un palillo y salga limpio. En mi caso lo tapé a los 10 minutos de horneado, cada horno es un mundo.
  8. Cuando esté listo, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre unas rejillas.

Preparación del brownie de chocolate

  1. En una batidora, yo sigo con la Thermomix, introducimos los huevos y el queso fresco batido. Batimos al menos unos 2 minutos.
  2. Introducimos el resto de ingredientes y procesamos hasta que tengamos una mezcla homogénea y sin grumos. Será algo espesa debido a la harina de almendra. En este paso podéis utilizar cualquier tipo de edulcorante, en este caso he utilizado Sukrin y le he añadido un par de gotitas de edulcorante líquido para potenciar un poco el dulzor. Mezcla final del brownie de chocolate
  3. Reservamos.

Montaje

  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. Forramos el molde de plumcake y lo engrasamos con un poco de aceite. Vertemos hasta cubrir un poco la superficie, aproximadamente 3/4 partes de la mezcla de brownie.
  3. Cogemos el cortador en forma de corazón y vamos realizando corazones a lo largo de la plancha de cheesecake.                                                                                                                             Corazones sobre la base de cheesecake
  4. Con precaución los vamos cogiendo con la ayuda de una espátula o un cuchillo ancho y los vamos apilando uno encima de otro. Con mucho cuidado cogemos la torre de corazones y la disponemos sobre la base del brownie, tal y como se muestra en la foto.                                                                                                                                                                                                  
    Montaje de la receta lowcarb de brownie relleno con cheesecake
  5. Una vez dispuesta la pila de corazones de cheesecake cubrimos con la mezcla restante de la mezcla de brownie.                                                                                                                                    
    Paso final de la receta de brownie relleno
  6. Introducimos en el horno durante 50 minutos a 180º. A mitad de tiempo le echamos un vistazo y si vemos que se está tostando mucho por la superficie cubrimos al igual que hicimos con el relleno de cheesecake.
  7. Una vez listo sacamos y dejamos enfriar sobre unas rejillas para que no guarde mucha humedad.

Y el resultado final es para enamorar…Parece complicada pero os aseguro que es muy fácil, !lo complicado es que llegue algo a la cena!

Rebanadas de brownie relleno de cheesecake

Notas:

  • Como os he comentado en los pasos a seguir, se puede utilizar cualquier edulcorante. Yo utilizo Sukrin porque es Eritritol y a parte de tener 0 carbohidratos no daña al estómago como lo hacen otro tipo de edulcorantes.
  • Si no disponéis de harina de almendra se puede hacer en casa sin ningún problema o complicaciones. Tan sólo hay que comprar almendras tostadas y molerlas, en este caso tamizaremos la harina para asegurarnos que se trituren lo más finamente posible y el brownie no pierda esponjosidad.
  • En el caso de no tener a mano aceite de coco se puede utilizar aceite de oliva virgen extra, a ser posible de sabor suave.
  • La decoración va al gusto. Por encima le he espolvoreado un poco de Sukrin en polvo para que el resultado no fuese muy pesado, pero se puede decorar con ganaché de chocolate sin azúcar, nata montada…
  • A la mezcla de brownie se le puede echar nueces o cualquier fruto seco, en mi caso lo he evitado porque soy tremendamente alérgica.

 

Por porción de 65 g
Kcal. 183 g
Grasas 10,3 g
de las cuales saturadas 3,8 g
Carbohidratos 4,7 g
de los cuales azúcares 2 g
Fibra 5 g
Proteínas 14,5 g
Sodio 0,1 mg
Calcio 4,7%

 


  • 1
Aspecto final de la receta de huevos Benedict sin carbohidratos

Receta LowCarb de Huevos Benedict

Tags : 

Introducción a la Receta LowCarb de Huevos Benedict

En la mañana de un domingo de primavera, allá por 1991, y siendo yo estudiante de C.O.U. en Estados Unidos, me llevaron al servicio religioso matinal de la iglesia de Holliston, en Massachusetts y, a la salida, fuimos a tomar un típico desayuno norteamericano. George, que siempre me enseñaba las mejores cosas que ese país tenía que enseñarme, me dijo que me ovidase de las tortitas, de los huevos revueltos y del bacon y que, por el contrario, me pidiese unos “Eggs Benedict”. Francamente, a mi me encantaba la montaña de tortitas con mantequilla y jarabe de arce, pero como George jamás me había defraudado antes, opté por seguir su consejo y me pedí unos huevos Benedict. Pocas cosas he tomado en Estados Unidos que me hayan producido más placer. Se trata, sin lugar a dudas, del mejor desayuno que uno puede tomar. Sin embargo, este desayuno tiene un ingrediente que ya no tiene cabida en mi dieta: el pan, en concreto, el muffin inglés de pan blanco.

Receta Original de Eggs Benedict con English MuffinDurante años he tratado de buscar un sustituto al muffin que no aportase carbohidratos o que, a unas malas, lo hiciera en muy pequeñas cantidades, pero para ser sincero, ninguno de los experimentos resultaban satisfactorios. El muffin inglés (English Muffin, como en la foto de la derecha) es tierno a la vez que consistente y esa textura es difícil de encontrar si nos alejamos de los carbohidratos. Sin embargo, hace años que vengo tomando mis huevos Benedict usando un magnífico sustituto al muffin inglés, que es el Protobun de CiaoCarb, un bollito tierno y consistente a base de proteínas de alta calidad y fibra, prácticamente sin carbohidratos, y con él voy a demostrar hoy como hacer esta estupenda receta lowcarb de Huevos Benedict.

Elaboración de la receta LowCarb de Huevos Benedict

Aunque existen múltiples versiones de los huevos Benedict que utilizan distintos manjares, desde bacon canadiense a salmón ahumado, yo preparo una versión propia con una base de jamón cocido y queso emmental. Sobra decir que conseguir bacon canadiense en España es relativamente complicado -y caro- y el salmón me gusta mucho más crudo que ahumado, así que aunque probé con otras cosas, al final me quede con esta versión que hoy os traigo. Antes de empezar, deciros que esta receta tiene 4 pilares: El pan que va debajo, en este caso Protobun de CiaoCarb (también puede usarse Protobread de CiaoCarb si lo tenéis a mano), el jamón y el queso emmental, el huevo escalfado y la salsa holandesa que lo cubre todo. Las cantidades son para 2 personas.

Receta LowCarb de Huevos Benedict

Huevos Benedict sobre Protobun CiaoCarb Fase 1

Ingredientes de la receta LowCarb de Huevos Benedict:

  • Ingredientes para hacer Huevos BenedictPara la Salsa Holandesa:
    • 125g de mantequilla
    • 2 yemas de huevo
    • Medio limón
    • Pimienta
  • Para el resto de la receta:

 

Preparación de la receta LowCarb de Huevos Benedict

La salsa holandesa es una emulsión en caliente con cierto grado de dificultad a la hora de prepararla. Aunque existen muchas maneras, yo tengo una más sencilla de lo habitual que no requiere ni baño maría ni nada por el estilo, pero a cambio es necesario que los huevos estén atemperados y no recién sacados de la nevera. Sólo prepararemos la salsa cuando el resto de cosas estén casi listas, pero debemos empezar por poner los 125g de mantequilla en un cazo para que se derrita y se caliente sin llegar a hervir.

Protobun Fase 1 Natural de CiaoCarbPor otro lado cortamos los protobuns por la mitad y los tostamos ligeramente, bien en un tostador o en una plancha, pero sólo para darles un toque de calor y de tostado, no hace falta que se queden chamuscados ni crujientes porque queremos que absorban la salsa holandesa que pondremos sobre ellos después.

En un plato apto para microondas, ponemos dos lonchas de jamón cocido, sobre ellas dos lonchas de queso emmental y de nuevo sobre ellas otras dos lonchas de jamón cocido, de manera que acabaremos teniendo un “sandwich de queso” emparedado con jamón cocido a ambos lados.

Ahora tenemos que pochar los huevos y sobre esto se puede escribir una enciclopedia con diferentes trucos. De todos los que he probado, el mejor por ahora, por sencillez y comodidad, es usando este cacharro que compré en Amazon hace unas semanas por menos de 12€ y que funciona a la perfección. Su uso es muy sencillo: se pone agua hasta la mitad más o menos y se mete en el microondas durante 1 minuto a potencia máxima. Después se casca un huevo directamente en el agua previamente calentada y se pone en el microondas otros 45 segundos y, ¡listo! ya tenemos un par de huevos perfectamente pochados. La segunda opción sencilla es cascar el huevo sobre papel film transparente y hacer un paquetito con el huevo, que después habrá que cocer un minuto y medio más o menos para pocharlo. Sea cual sea el método a utilizar, recomiendo comenzar con huevos que estén atemperados un rato fuera de la nevera.

Utensilio para cocinar huevos pochados en el Microondas disponible en Amazon

Utensilio para cocinar huevos pochados en el Microondas disponible en Amazon pinchando aquí

Mientras el huevo se pocha batimos las 2 yemas de huevo en un bowl con un batidor de barillas para que tomen cuerpo. Le añadimos la pimienta y el jugo de medio limón y lo dejamos listo para recibir la mantequilla. Como el huevo habrá terminado de pocharse ya, lo sacamos del microondas o de la olla y lo dejamos reposar un minuto mientras calentamos en el propio microondas el emparedado de jamón y queso durante 45 segundos, lo que derretirá el queso emmental y calentará el jamón cocido.

De vuelta a nuestra salsa holandesa, volvemos a batir las yemas y vamos incorporando poco a poco la mantequilla templada/caliente (pero nunca tan caliente como para cocinar las yemas) hasta lograr la emulsión. En función del tamaño de las yemas hará falta usar toda la mantequilla o parar antes de incorporarla toda. A mí la salsa me gusta que sea una salsa, o sea, que esté liquida, pero algunas personas prefieren una especie de mayonesa. Cuanta más mantequilla uséis, más espesa se volverá la salsa.

Con la salsa montada, ya sólo queda emplatar a toda prisa para que no se pierda el calor de los ingredientes. Para emplatar, ponemos las mitades de Protobun en un plato y aplicamos una cucharada de salsa holandesa encima, para que el bollo la absorba. Sobre la salsa, ponemos un trozo del emparedado de jamón y queso emmental y sobre este ponemos un huevo pochado. Finalmente, acabamos sirviendo la salsa por encima del huevo hasta bañar por completo todo el conjunto, incluso hasta cayendo en el plato.

Aspecto final de la receta de huevos Benedict sin carbohidratos

Lógicamente, se come con cuchillo y tenedor y si habéis hecho un buen trabajo pochando los huevos, al cortarlos la yema calentita y espesa añadirá aún más sabor a la salsa holandesa. Creo que el único problema es que después de desayunar con esta receta, ¡apetece repetir cada mañana! ¡Buen provecho!


Consigue más recetas sin carbohidratos en tu email

Si te ha gustado esta receta LowCarb de Huevos Benedict y quieres recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos, déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0
Así queda terminada la receta de coliflor al horno sin carbohidratos

Receta de Coliflor al horno sin carbohidratos

Tags : 

Cuando uno comienza una dieta baja en carbohidratos (dieta sin carbohidratos) debe elegir adecuadamente las verduras que acompañarán a sus alimentos principales. El uso de verduras de hoja verde es muy socorrido pues habitualmente tienen una cantidad muy baja de carbohidratos, un buen aporte de fibra y en general mucha agua. De este modo, podemos hacer una gran ensalada con espinacas por ejemplo y prácticamente no añadir carbohidratos a nuestra dieta. Sin embargo, puede ser tedioso alimentarse únicamente a base de verduras de hoja verde, así que hoy os traigo una receta a base de coliflor que podéis utilizar para acompañar cualquier plato de carne o pescado. Se trata de una receta de acompañamiento, nutricionalmente ideada para acompañar una carne o un pescado en el plato y cuya ración ronda los 100g de producto terminado.

La coliflor aporta únicamente unos 2 gramos de carbohidratos por cada 100g de alimento fresco, así que se pueden comer en torno a 200g fresca sin que esto modifique sustancialmente nuestro plan nutricional. En la receta de hoy, además de la coliflor usamos yogur griego que aporta -además de grasa- algo más de 3 gramos de carbohidratos cada 100g de producto, así que aunque se puede comer con moderación, no conviene abusar de este delicioso acompañamiento, que por otra parte es bastante saciante, así que tampoco será difícil controlarse. En cualquier caso, abajo os dejo los valores nutricionales de la receta aunque notaréis que en el papel de horno se queda una buena parte de la grasa total del plato, por lo que los valores reales serán bastante inferiores a estos que yo he calculado.

Receta de coliflor al horno sin carbohidratos

  • Partes: 8
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Deliciosa receta para aquellas personas que quieran comer coliflor al estilo low-carb.


Ingredientes de la receta de coliflor al horno sin carbohidratos:

  • 1 Coliflor de aproximadamente 1 kg
  • 1 Limón
  • 3 vasitos de Yogur Griego (entre 300 y 360ml en total)
  • 1 cucharada de Curry
  • 2 cucharadas de Pimentón Dulce
  • 1/2 cucharada de Pimentón Picante
  • 1/2 cucharada de Comino molido
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de Ajo
  • Sal
  • Pimienta


Preparación de la receta de coliflor al horno sin carbohidratos:

En esta receta vamos a preparar un aliño para la coliflor y luego vamos a hornear la coliflor junto con el aliño. Para ello, comenzamos quitando el tallo de la coliflor y cortando con un cuchillo la verdura en ramilletes por los troncos de los mismos, tratando de hacer “arbolitos” completos. Enjuagamos y dejamos aparte mientras preparamos el aliño. Para el aliño usamos un bowl grande y vertemos primero los 3 vasitos de Yogur Griego.

Enjuagamos bien un limón y posteriormente rallamos su cáscara sobre el yogur. Cuando tengamos toda la cáscara rallada, partimos el limón por la mitad, lo exprimimos y añadimos el zumo al Yogur Griego. Añadimos también 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de sal y media cucharadita de pimienta y movemos todo muy bien hasta que la mezcla quede homogénea.

Posteriormente añadiremos el curry, el pimentón dulce, el pimentón picante (opcional, si te gusta un toque picante), el comino molido y el ajo pasado por la prensa o cortado muy pequeño. Volvemos a remover hasta que nos quede una salsa consistente de un color rosáceo. En este punto podemos modificar de cualquier especia antes de proceder a añadir la coliflor.

Precalentamos el horno a 200º y preparamos una bandeja con papel de horno. Sobre la bandeja colocaremos los arbolitos de coliflor que previamente habremos mojado generosamente en la salsa que hemos preparado en el bowl. Para una coliflor de 1 Kg aproximadamente no debería quedar casi nada de salsa una vez mojados todos los arbolitos en ella. Horneamos durante 45-50 minutos a media altura y ¡plato listo!




Valores nutricionales de la receta de coliflor al horno sin carbohidratos

Valores absolutos de la receta completa (en gramos):

ALIMENTO  PROTEINAS   GRASAS   CARBOHIDRATOS 
Coliflor 24 2 23
Aceite de Oliva 0 20 0
Yogur Griego 9,6 25,5 11,4
Zumo de Limón 0,4 0,2 3
TOTALES 34 47,7 37,4

 

Total de Raciones: 8

Valores Nutricionales por ración:

  • Proteínas: 4,25g
  • Grasas: 5,96g (la cantidad real será menor porque una buena parte se derrite al cocinarse y acaba en el papel de horno)
  • Carbohidratos: 4,68g

Consigue más recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0

Sorteo de Productos sin Carbohidratos

Tags : 

¡Hoy estamos de celebración! Cocinar sin Carbohidratos cumple ¡1 añazo!

Un año fabuloso cargado de alegrías ya que nunca habríamos imaginado estar entre los tres primeros libros de ventas en Amazon, en el que las opiniones y comentarios de los clientes han sido a cada cual más satisfactoria. Un año en el que hemos conseguido la friolera de 7061 seguidores en Facebook, alcanzando a más de 25.000 personas por semana con cada publicación. Casi 400 seguidores en Instagram, cifra que parecerá algo insignificante pero que a nosotros nos llena, dado que tenemos pocas publicaciones realizadas a través de esta red social. Pero sobre todo, lo que no nos habíamos podido imaginar es llegar a tantas personas tanto dentro como fuera de la Península. El interés, cariño y palabras gratificantes de cada uno es lo que más nos ha empujado y motivado a continuar en esta aventura.

Estamos más que orgullosos de todo el trabajo y esfuerzo desarrollado e invertido en este mundo de la cocina y las recetas sin carbohidratos. Recetas que nos han guiado por un camino de alimentación saludable poco a poco hacia otras metas como recetas aptas para celiacos, libres de gluten y libres de carbohidratos: una labor de investigación y desarrollo en la que estamos ahora trabajando duro para conquistar un nuevo reto.

Sorteo Aniversario Cocinar sin Carbohidratos

Sorteo Aniversario Cocinar sin Carbohidratos

Queremos agradeceros todo el apoyo recibido a lo largo de este año, ya que sois muchos los que nos habéis seguido desde el principio y muchos otros los que os habéis unido a esta aventura. Cada uno con una meta por cumplir, ya fuera pérdida de peso, desarrollo muscular, salud o bienestar, a todos y cada uno de vosotros os agradecemos de corazón que nos hayáis seguido en cada publicación, que hayáis realizado las recetas y sobre todo que nos hayáis comentado vuestras experiencias y dudas al realizarlas. Gracias por dedicarnos unos minutos de vuestro tiempo.

Pero más que un agradecimiento con palabras, queremos celebrar este año con vosotros con un estupendo sorteo de productos de alimentación de los que usamos en las recetas del libro. Muchos de vosotros nos preguntáis sobre la marca del salvado de trigo fino que utilizamos, el agar-agar, el aceite de coco u otros productos que no estáis acostumbrados a utilizar en vuestro día a día.

Nos hemos puesto de acuerdo con OutletSalud.com para que pueda facilitarnos todos estos productos que son algo más complicados de encontrar en cualquier supermercado y alguna sorpresilla más para que podáis disfrutar de una gama de productos que os facilitarán las recetas y algún que otro tentempié, reunidos en un pack valorado en más de 100€ que sortearemos en un unos días.

Para participar lo único que tenéis que hacer es seguirnos en una o varias redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Google+ o YouTube), darle a ‘Me gusta’ en la última publicación que haya en la red social y compartirla. De este modo entrareis en el concurso que celebraremos el Lunes día 8 de Febrero a las 12:00 del mediodía. Cada ‘Me gusta’ y cada enlace compartido en cada red social cuenta como una participación en el sorteo.

Muchas gracias y ¡mucha suerte!

Consigue más artículos y recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.

 


  • 0
Salsas sin Carbohidratos

Las salsas en la cocina sin carbohidratos

Tags : 

Desde que publicamos el libro Cocinar sin Carbohidratos hace algo menos de un año han aparecido una gran cantidad de salsas sin carbohidratos en el mercado. Nosotros incluimos una sección de recetas para preparar salsas sin carbohidratos en nuestro libro con la idea de que pudiesen usarse como base para preparar una gran cantidad de platos, pero debo reconocer que no siempre tenemos el suficiente tiempo como para preparar las salsas desde cero, sobre todo si requieren de cierta elaboración. Para la mayoría de los casos, las salsas sin carbohidratos que venden preparadas son una alternativa bastante razonable y rápida para usar de manera puntual. Algunas no están todo lo bien conseguidas que uno quisiera, pero supongo que con el tiempo irán consiguiendo mejores sabores y mayor variedad de texturas, dado que ahora casi todas son bastante líquidas.

Para el próximo libro estamos trabajando en salsas más complejas de preparar como la salsa holandesa, que se preparara a partir de mantequilla clarificada, un proceso complejo pero que ofrece unos resultados estupendos tanto nutricionales como de sabor y textura.  Nuestro empeño en incluir salsas en en los libros no es fruto de la casualidad. Una cocina rica en salsas es una cocina mucho más plena y satisfactoria que una cocina que se basa únicamente en alimentos a la plancha con verduras o ensalada. Para muchas personas, practicar una dieta baja o libre de carbohidratos consiste en comer -día si y día también- pollo cocido o a la plancha con ensalada o verduras. Afortunadamente, y para demostrar que se puede comer variedad aunque se siga una dieta baja en carbohidratos escribimos el primer libro, con el que se pueden elaborar muchas recetas libres de carbohidratos que sí aporten palatabilidad, aromas, texturas y sensaciones distintas a la de la carne a la plancha con ensalada.

Una de las cosas de las que hablo casi con vehemencia en el libro Adelgazar sin Milagros es precisamente de disfrutar comiendo. Si nos ponemos a dieta para adelgazar y resulta que las comidas que hacemos no nos gustan, son repetitivas, o tienen una escasez manifiesta de ingredientes, las posibilidades que tenemos de lograr nuestro objetivo en la pérdida de peso son bastante pequeñas. Por el contrario, si nuestra dieta es rica en nutrientes de calidad, baja en carbohidratos y además es muy variada, ofrece muchos ingredientes, sabores, texturas y sensaciones distintas, nuestras posibilidades de alcanzar nuestro objetivo se multiplican.

Ese es uno de los motivos por los que creo que en la actualidad muchas personas logran alcanzar sus objetivos en la pérdida de peso: porque la opciones son muy variadas y ponerse a dieta sólo significa cambiar los alimentos que comemos, no renunciar a comer ni a disfrutar con la comida. Y en este sentido, poder utilizar una gran variedad de salsas y aderezos en nuestra dieta hace que el camino sea mucho más agradable. Es más, desde hace años uso salsas sin carbohidratos de todo tipo -preparadas por mí como las del libro- o compradas en bote que me permiten aportar mucha variedad a la dieta incluso cuando reduzco prácticamente a cero la ingesta de carbohidratos.

Hoy, oficialmente el primer lunes de Enero después de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, muchas personas están comenzando un plan pensando en adelgazar, en ponerse en forma y en recuperar la salud perdida merced a los excesos propios de las fiestas. Desafortunadamente, dentro de quince días muchas personas habrán abandonado su propósito, habrán abandonado la dieta, habrán dejado el gimnasio, y habrán vuelto a sus hábitos. Estoy convencido que la mayoría de esa personas no abandonarían si fuesen conscientes de que pueden seguir una dieta baja en carbohidratos pero rica en sabores, texturas y sensaciones, que es precisamente lo que propusimos hace ahora casi un año con el libro Cocinar sin Carbohidratos y que es sin duda lo que vamos a proponer de nuevo en nuestro próximo libro: Cocinar sin Carbohidratos… y sin gluten, el más difícil todavía, en el que llevamos ya unos meses trabajando.

Salsas sin Carbohidratos

¿Cuáles son las mejores salsas sin carbohidratos del mercado?

Actualmente existen gran variedad de fabricantes y de sabores de salsas sin carbohidratos. Probablemente el más importante de todos es Walden Farms, porque es el primero que surgió en Estados Unidos, pionero en la fabricación de estas salsas sin carbohidratos, y porque es el que actualmente ofrece mayor variedad, tanto dulces como saladas. Se pueden encontrar pinchando aquí y en otras tiendas de Internet. Otras salsas sin carbohidratos que han salido recientemente al mercado con buena aceptación han sido las del fabricante 2bSlim, que pueden encontrarse pinchando aquí. Yo diría que todas ellas pecan un poco de exceso de sal, pero como he dicho al principio, creo que el uso de las salsas sin carbohidratos o con muy pocos carbohidratos debe limitarse a usos esporádicos y, por el contrario, debemos hacer nuestras propias salsas bajas en carbohidratos en casa, usando ingredientes frescos y que aporten buenos nutrientes.

Uno de los problemas con las salsas bajas en carbohidratos que se venden de manera comercial es que la mayoría no sólo son bajas en carbohidratos, sino que tampoco contienen ni grasa ni proteína. La parte positiva de que estas salsas sean prácticamente acalóricas y que no aporten nutrientes a excepción de la sal, es que podemos concentrarnos en obtener los macronutrientes de otros ingredientes de la receta. Sin embargo, estamos perdiendo ocasiones para tomar sobre todo grasas de calidad como las del aceite de oliva en crudo, pues ninguna de estas salsas lleva aceite de ningún tipo dado que además de ser cero carbohidratos son salsas cero grasas.

En definitiva, las salsas tienen un papel muy importante cuando queremos cocinar sin carbohidratos y afortunadamente han salido a la venta una gran cantidad de productos que suplen a las verdaderas salsas, que no aportan carbohidratos a la dieta. Sin embargo, no debemos basar nuestra cocina únicamente en la salsa de bote y por el contrario debemos tratar de preparar nuestras propias salsas cada vez que nos sea posible, para de este modo obtener nutrientes de alta calidad en la dieta.

Consigue más artículos y recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0
Fettuccine Arrabbiata sin Carbohidratos

Receta sin Carbohidratos de Fettuccine Arrabbiata

Tags : 


Para todos aquellos que preguntan, esto es Cocinar sin Carbohidratos: Antes de cambiar mi alimentación sufría constantemente de reflujos, ardores, gases, retortijones y todo tipo de problemas gástricos. Principalmente por este motivo, evitaba a toda costa las recetas picantes. Sin embargo, esta receta de Fettuccine Arrabbiata sin Carbohidratos ilustra de manera espléndida que cuando se sigue una dieta baja en carbohidratos los beneficios también afectan positivamente al paladar. Platos que, por su picante, no podía tomar hace unos años, ahora me permito el lujo de tomarlos cuando quiero, incluso como fue el caso anoche, justo antes de acostarme.

El picante, que había desaparecido de mi dieta, ha vuelto con fuerza. No es que todo lo que coma sea picante ni mucho menos, pero desde luego he vuelto a abrirle la puerta al picante y ahora pruebo infinidad de platos que hasta hace unos años eran absolutamente tabúes en mi dieta, y mucho más por la noche, pues los resultados eran catastróficos. Como explica perfectamente Ana Román en su artículo Beneficios de Seguir una dieta libre de hidratos, al reducir drásticamente los carbohidratos en nuestra dieta mejora nuestra salud a todos los niveles, y el aparato digestivo es uno de los primeros beneficiados de este cambio.

Anoche tenía un poco de carne picada de sobra -ya rehogada- que había utilizado para hacer unas empanadillas sin carbohidratos unos días antes y me apetecía un plato de pasta. La mayoría de las personas habrían cocido pasta tradicional y habrían añadido salsa de tomate y quizás unas especias mediterráneas para prepararse un plato de pasta a la Boloñesa, pero ni yo como pasta tradicional ni me parece que la salsa de tomate sea especialmente interesante para mi cuerpo, así que se me ocurrió inventarme una alternativa sin carbohidratos a base de pasta de konjac, aceite de oliva virgen extra, guindillas y un poco de salsa de tomate sin carbohidratos. El resultado es esta receta que me supo de vicio 🙂

Receta sin carbohidratos de Fettuccine Arrabbiata

  • Partes: 1-2
  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Adaptación de la mítica receta de Fettuccine Arrabbiata al más puro estilo low-carb consiguiendo convertir este delicioso plato en una comida sana y saludable ideal para perder peso.


Ingredientes sin carbohidratos (para 1 persona):


Instrucciones de preparación de esta receta sin carbohidratos:

Antes de nada, abrimos el paquete de Slim Pasta y enjuagamos los Fettuccine en un colador bajo el grifo. A mí me gusta dejarlos en el colador unos minutos y volver a enjuagarlos, y lo hago dos o tres veces antes de prepararlos. Esto elimina cualquier olor a conserva que puedan traer de origen. Otra opción, que además los reblandece un poquito si no te gusta la pasta al dente, es cocerlos unos minutos, aunque como pone el paquete estos vienen listos y no es necesario cocerlos.

Mientras vamos enjuagando, en una sartén ponemos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a calentar y sofreímos la guindilla unos segundos. Dependiendo de tus gustos y tolerancia al picante puedes hacerlo de dos formas. La guindilla entera, sin partir, aporta mejor picante y si la machacas previamente en un mortero, el picante será mucho mayor. Yo usé 3 guindillas machacadas en el mortero y definitivamente se me fue la mano con el picante, jajajaja, así que el que avisa no es traidor: ojo con la cantidad y con machacarla o usarla entera.

Lo siguiente que añadiremos es una cucharada de [falsa] salsa de tomate 2bSlim, Walden Farms o similar, pero siempre sin carbohidratos. Se trata de darle cierto sabor a tomate y algo de color rojo, pero no hay que volverse loco con la cantidad. Yo diría que 1 cucharada es suficiente. Como estas salsas, por lo general, suelen ser bastante saladas yo no le añadí sal al plato, pero una vez lo tengas terminado puedes añadirle un poco si lo necesitas. Otra opción -que es la que yo hice- es añadirle un poco de parmesano rallado, que ya de por sí le añade un ligero toque salado.

Lo siguiente que añadiremos es la carne. Yo la tenía rehogada del día anterior, pero la puedes poner en crudo y rehogarla directamente en la salsa. Cuando tengas la salsa medianamente preparada con la carne, añade la pasta y rehoga hasta que la pasta esté caliente. Por último, puedes servir con un poco de queso parmesano o similar rallado encima. ¡Que aproveche!



Nota: Si prefieres probar otra pasta porque no te guste la pasta de konjac, prueba con los Tagliatelle de CiaoCarb. Son más baratos, pero tienes que cocerlos porque vienen secos, como la pasta tradicional.

Aquí os dejo unas fotos adicionales de algunos de los ingredientes:

Slim Pasta Fettuccine Salsa de tomate y albahaca 2bSlim
Salsa de tomate con Albahaca de Walden Farms Tagliatelle CiaoCarb

Consigue más recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0
Bizcocho de Calabaza Especiado

No te asustes del bizcocho en Halloween

Tags : 


Se acerca una época llena de festejos, una época en la que cada ocasión para reunirnos con alguien será probablemente en un restaurante, bar o cafetería. Días en los que la comida es protagonista. Halloween, puentes, Navidad… Es una época en la que las recetas sin carbohidratos o libres de azúcares no se encuentran de forma habitual en nuestras comidas del día a día. Nos salimos de un hábito de alimentación saludable para adentrarnos en un descontrol de comidas ricas en grasas hidrogenadas, hidratos de carbono, azúcares y sin darle la espalda al alcohol.

Por el momento me voy a olvidar de las fiestas que están por llegar y me centraré en la que se nos echa encima de una forma terrorífica. Para los que estén siguiendo una dieta de adelgazamiento, quieran mantener la línea y además tengan niños pequeños sin duda les parecerá una fiesta para temer, y es que el incremento de azúcar en este día es terroríficamente espectacular. Gominolas, dulces, bollería con formas divertidas y atrayentes son los protagonistas de este día que cada vez se asenta más en nuestra cultura.

Sin necesidad de mencionar Halloween, centrándonos en la fiesta nacional del “Día de los Santos”, cada pueblo o ciudad tiene un postre especial para esta fecha. En el mío en particular, Úbeda, suelen preparar gachas dulces con tostones, un plato realizado a base de harina, leche, agua, azúcar y anís con unos crujientes trozos de pan tostado. Servido en frío está espectacular y si lo hacen las abuelas más que veteranas en su elaboración es un postre de 10 como receta de interés gastronómico. Para otros serán los huesos de santo, los buñuelos de viento rellenos de crema pastelera o nata, o cualquier otra receta tradicional local. No hace falta que diga que son postres que tienen un ingrediente central en común: el azúcar. Para no dejar a un lado estas costumbres y celebraciones he querido preparar un bizcocho con un ingrediente señalado en este día, la calabaza. Pero siguiendo la línea de nuestro estilo de nutrición saludable he creado una receta sin carbohidratos manteniendo todo el sabor y aroma de esta tradicional receta a base de calabaza y especias.

Para hoy os traigo un bizcocho de calabaza especiado con cobertura de queso freso. Una receta sin carbohidratos en la que los sabores intensos y la esponjosidad no se van a perder por dejar a un lado el azúcar y la harina común. Lo he realizado de dos formas, con dos harinas diferentes para que los celiacos puedan beneficiarse de este postre tan señalado en un día como hoy, con harina de coco –harina libre de gluten y muy baja en carbohidratos- y con salvado de avena fino. Para los que no tengan harina de coco y quieran realizarla de otra forma más habitual pueden cambiar este ingrediente por salvado de avena fino que cambiará en cuanto a la proporción que habrá que añadir a la receta. Además, no podemos olvidarnos de la decoración, si tenemos niños en casa disfrutaremos realizando esta receta dando un vuelco a la imaginación y decorándolo de la forma más terrorífica que se nos ocurra.

Dicho esto, no me enrollo más y os dejo con esta receta de bizcocho de calabaza especiado. ¡Disfrutad de la noche más terrorífica del año!

Bizcocho de calabaza especiado con cobertura de queso fresco.

Receta Bizcocho de Halloween sin carbohidratos

  • Partes: 3-6
  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Delicioso Bizcocho de calabaza especiado sin azúcar y sin carbohidratos.


Ingredientes de esta receta sin carbohidratos:

    Para el bizcocho:

  • 4 huevos
  • 3 cucharadas de edulcorante líquido
  • 450 g de calabaza
  • 150 g de mantequilla
  • 80 g de harina de coco / 160 g de salvado de avena fino
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • ½ cucharada de nuez moscada
  • ½ cucharada de jengibre
  • ½ cucharada de clavo molido
  • 50 ml de nata (en el caso de usar harina de coco)
  • Para la cobertura de queso:

  • 1 tarrina de queso crema (200 g)
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 gotas de colorante rojo alimenticio

Instrucciones de preparación de esta deliciosa receta de bizcocho sin carbohidratos:

1- Precalentamos el horno a 180º

2- En una licuadora ponemos la calabaza pelada y sin pepitas en trozos, batimos bien hasta que quede en una masa fina. Si lo preferimos podemos poner la calabaza en el horno con un chorrito de aceite de oliva y hornear hasta que ablande y realizar seguidamente un puré con la ayuda de un tenedor o batidora.

Calabaza Horneada

Calabaza Horneada

3- En el vaso de la batidora vertemos los huevos junto con el edulcorante, la mantequilla derretida y la nata. Mezclamos bien hasta que se integren todos los ingredientes.

4- Mezclamos los ingredientes secos en un recipiente y movemos. Agregar poco a poco tamizándolos con la ayuda de un colador a la mezcla anterior. Batimos bien para crear una masa homogénea.

5- Una vez preparada la masa, añadimos la calabaza (licuada u horneada) y batimos bien hasta integrar.

6- Si queremos darle un toque crujiente al bizcocho podemos añadir un puñado de nueces troceadas o pepitas de chocolate negro sin azúcar. Los añadiremos una vez lista la masa y moveremos con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes.

7- Engrasar un molde con aceite de coco y verter la masa. Introducir en el horno durante 40-50 minutos. El tiempo dependerá del horno y el tamaño del molde que tengamos, para asegurarnos que no se nos pase o dejarlo crudo introduciremos a los 40 minutos un palillo y cuando salga limpio sin restos de masa significará que el bizcocho está hecho.

8- Sacar del horno y dejar sobre unas rejillas durante 10 minutos, desmoldar dándole la vuelta y dejar reposar sobre las rejillas hasta que termine de enfriarse.

9- En el vaso de la batidora echamos el queso, la mantequilla ablandada, el edulcorante y la leche. Batimos hasta que quede una mezcla cremosa pero consistente. Echamos el colorante y suavemente y con movimientos envolventes mezclamos con la ayuda de una espátula o cuchara. Si queremos que el rojo sea más intenso añadiremos las gotas que sean necesarias.

10- Cuando el bizcocho esté frío añadiremos por la superficie la cobertura de queso y extenderemos con una espátula dejando que caiga por los laterales. Si queremos, podemos partir el bizcocho en dos y rellenarlo también con esta crema de queso.

11- Para finalizar podemos decorarlo con unas galletitas de jengibre (página 53 del libro Cocinar sin Carbohidratos) dándole la forma que más nos guste. En mi caso he optado por unas tumbas, añadiendo por la superficie para darle forma de arena un montoncito de harina de almendra.


Consigue más recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0
Beneficios de la alimentación sin carbohidratos para la salud

La cocina sin carbohidratos y la salud

Tags : 

Beneficios de la alimentación sin carbohidratos para la saludUno de los mitos más habituales acerca de la nutrición es pensar que comer bien, disfrutando de una gran variedad de alimentos, está reñido con tener buena salud. Muy al contrario, la buena salud es una consecuencia directa -entre otras cosas- de llevar una adecuada alimentación, variada, rica en nutrientes de calidad. Y aquí la palabra importante es precisamente “nutrientes”. Aunque aprendemos en la escuela que los nutrientes principales son 3, las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo cierto es que nutrir, lo que se dice nutrir, sólo nutren los dos primeros. Los carbohidratos son una fuente de energía para nuestro organismo, pero no juegan papel estructural o plástico alguno en nuestro cuerpo.

La cocina sin carbohidratos, o mejor dicho, la cocina que reduce severamente la disparatada aportación de carbohidratos que se impone en la dieta tradicional, está llena de ventajas para las personas que siguen dietas restrictivas en carbohidratos, especialmente en carbohidratos de asimilación rápida. Si aprendes a cocinar sin usar carbohidratos y evitas diariamente consumir azúcares y en general todos los carbohidratos de asimilación rápida, tu salud mejorará de manera inmediata.

Cuando dejas de comer carbohidratos y te alimentas a base de proteínas y grasas como base de la dieta, tu cuerpo comienza a extraer la energía de estos dos nutrientes, entrando en un estado que se conoce como cetosis. Al contrario de los que muchas personas piensan, la cetosis es un estado metabólico que está lleno de ventajas para nosotros. Por un lado, producimos un combustible adicional a la glucosa que algunas células utilizan de manera muy eficiente, reduciendo la temperatura  de trabajo y mejorando la efectividad del metabolismo. Tal es el caso del cerebro, que cuando se alimenta de los cuerpos cetónicos producidos durante la cetosis, mejora su rendimiento significativamente.

Anímicamente, el hecho de reducir severamente los carbohidratos en la dieta tiene un efecto energético importante. Si bien es cierto que los dos o tres primeros días pueden resultar duros y que se puede pasar por un estado de cansancio generalizado, no es menos cierto que una vez pasado este trance e iniciada la cetosis, la tortilla se da la vuelta por completo y nos ocurre justo lo contrario, que sentimos una energía y vitalidad que nos recuerda a cuando éramos niños.

A nivel estrictamente metabólico, he conocido personalmente a bastantes personas que han “reparado” su metabolismo al eliminar los carbohidratos de su dieta. Personas diagnosticadas con resistencia a la insulina, con diabetes tipo 2, con síndrome metabólico… Personas que tomaban metformina a diario y que tras comenzar a alimentarse sin carbohidratos han visto como su salud mejoraba hasta el punto de dejar por completo la medicación al tiempo que se esfumaban los síntomas que le producían unas enfermedades degenerativas que eran producto de su alimentación anterior, basada en una gran base de carbohidratos en la dieta.

Estructuralmente hablando, comer proteínas y grasas de calidad en lugar de carbohidratos vacíos, tiene un efecto inmediato en nuestro cuerpo: eliminamos grasa corporal y generamos masa muscular. Nuestra estructura cambia mucho más que nuestro peso, porque el músculo pesa aproximadamente el doble que la grasa, y nuestros cuerpos se transforman de manera radical, estilizándose, endureciéndose y en general funcionando mucho mejor.

La salud general sufre una mejoría de tal manera que los efectos de seguir una dieta sin carbohidratos se hacen notorios en prácticamente todas nuestras funciones vitales. Nuestra salud reproductiva mejora y personas que tenían problemas para tener hijos producidos por una deficiente alimentación -habitualmente por la baja ingesta de grasa de calidad que hacían- de repente consiguen el tan ansiado embarazo. Desde que comencé personalmente a comer de este modo, allá por abril de 2011, cerca ya de cinco años atrás, no he vuelto a ponerme enfermo de nada, ni un mal resfriado, ni una gripe, ni una conjuntivitis, ni una otitis… nada de nada. Algún dolor de cabeza aislado y poco más. No puede ser casualidad.

Mi alegato de hoy es que te plantees lo siguiente: nadie se ha muerto jamás por cambiar durante un par de meses su alimentación, de modo que lo más preciado que posees, que es tu vida, no está en riesgo porque hagas esta prueba que te sugerimos y comiences a comer dejando de lado la gran cantidad de carbohidratos que ingieres a diario. Lo peor que te puede pasar es que, pasadas unas semanas, no notes nada de lo que te cuento en este artículo, y por tanto decidas volver al pan, a la pasta, a las féculas, al azúcar, a los cereales y en general a la gran cantidad de carbohidratos que ingieres cada día si es que sigues la pirámide nutricional.

Si te decides a empezar, en este blog y en el blog Adelgazar sin Milagros dispones de recetas sin carbohidratos para que puedas cocinar de un modo distinto. Si te gusta lo que vas aprendiendo, ni que decir tiene que el próximo paso es hacerte con las 120 recetas de nuestro libro Cocinar sin Carbohidratos, con las que sin duda serás capaz de elaborar tus propios panes sin carbohidratos, pastas sin carbohidratos, lasañas, postres, batidos y en general cualquier plato que se te ocurra o te apetezca, porque como empecé diciendo, comer de manera variada y sabrosa no está reñido con la buena salud. Simplemente hay que saber qué ingredientes utilizar en cada momento y lógicamente, más allá de las verduras que usamos de manera habitual, los carbohidratos no son bienvenidos en nuestras recetas.

Consigue más artículos y recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0
Receta de Bonito al ajillo

Receta de bonito al ajillo sin carbohidratos

Tags : 


Bonito fresco

Si tenemos que mirar a algún sitio en busca de alimentos nutritivos, que no contengan prácticamente carbohidratos, y que nos permitan realizar una gran variedad de recetas, ese sitio es sin duda el mar. Los que tenemos la suerte de habernos criado frente al mar llevamos la cultura marinera insertada en nuestro ADN. El verano es una de las mejores épocas para disfrutar de los frutos del mar. Sin duda, el buen tiempo reinante propicia una buena pesca, lo que se suele traducir en gran variedad de especies puestas a nuestra disposición en los mercados. En mi caso, he me animado a preparar esta receta de bonito al ajillo sin carbohidratos.

Para esta receta que he preparado hoy compré un bonito entero. El bonito es un pescado de la familia de los túnidos que a su vez se divide en varias especies. La más conocida en España es probablemente el bonito del norte, un pescado de carne prieta, gran sabor y color menos oscuro que otras especies. Sin embargo, el bonito oceánico, el bonito común y otras especies son frecuentes en los mercados del sur. El bonito que yo compré procedía del estrecho y tenía la carne muy roja, incluso más que un atún rojo, y creo que era un bonito oceánico pequeño, porque aunque estos pueden llegar a alcanzar un metro, este ejemplar mediría aproximadamente 50 o 60 centímetros de pura proteína de altísima calidad y lógicamente libre de carbohidratos.

Le pedí al pescadero que me sacara los lomos enteros y me lo traje a casa tal cual, aproximadamente kilo y medio de carne limpia de espinas y piel. Ya en casa, lo troceé y los preparé al ajillo de este modo que os voy a comentar. En general, los pescados hay que cocinarlos poco. Si cocinamos demasiado un pescado, este pierde su jugo y se vuelve un alimento seco, horrible al paladar y difícil de engullir. El pescado y el marisco fresco en general, cuanto menos hecho mejor. Dependiendo de la especie, quizás haya que congelarlo un par de días para asegurarnos que está libre de anisakis, y este es el caso del bonito. Prácticamente toda la merluza del cantábrico y hasta el 60% del bonito del norte son especies infectadas por anisakis. Para esta receta yo no congelé el pescado por dos motivos: 1) Compré el pescado fresco y lo corté personalmente, por lo que realicé un examen visual del ejemplar y no detecté la presencia del parásito, que se ve a simple vista. 2) Para esta receta no usé la ventresca ni la zona próxima al abdomen, que es donde suele residir el parásito, que sí congelé para usarla otro día. Del mismo modo que os digo que consumáis pescado poco cocinado os animo a tener precaución con el anisakis. En este artículo, el Dr. Francisco García Fernández del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla lo explica de manera impecable.

Vamos con la receta…

Receta de bonito al ajillo sin carbohidratos

  • Partes: 3-5
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Delicioso pescado aliñado al ajillo y horneado de manera sana.


Ingredientes de la receta de bonito al ajillo sin carbohidratos:

  • Lomo de Bonito fresco, cortado y sin espinas (+/- 1Kg)
  • Tres dientes de ajo cortados
  • 50ml de Aceite de Coco Virgen Ecológico
  • Romero
  • Tomillo
  • Orégano
  • Albahaca
  • Perejil
  • Sal y Pimienta


Preparación de la receta de bonito al ajillo sin carbohidratos:

Como he dicho antes, corté los lomos limpios del bonito en trozos y los salmpimenté. En una sartén puse a calentar el aceite con el romero, el tomillo, el orégano, la albahaca y el perejil. La idea es hacer un aceite verdoso y aromático con las especias, así que podéis usar las que mas os gusten y en las proporciones que consideréis adecuadas. En mi caso, el tomillo y el romero son predominantes, pero es cuestión de gusto personal.

Una vez que tenemos el aceite aromático preparado, pasamos a freír ligeramente el ajo y en cuando comience a tostarse, subimos el fuego al máximo y añadimos el pesado. La idea es que el pescado se selle al entrar en la sartén y de este modo no pierda su jugosidad natural. Lo único que falta ahora es decidir el tiempo de cocinado, y esto es bastante personal. En mi caso, el tiempo es realmente bajo, pero insisto que tomando las precauciones adecuadas. Normalmente se puede vencer al anisakis manteniendo el pescado por encima de 60º dos o tres minutos. Yo no creo que lo tuviese cocinando mucho más de ese tiempo. De todos modos, si tenéis dudas, se puede congelar previamente durante dos días o más y siempre a menos de 20 grados bajo cero.

Esta receta es -además de muy nutritiva y libre de carbohidratos- una auténtica delicia para el paladar, porque los pescados como el bonito, el atún, la caballa, la melva y demás túnidos casan muy bien al freírlos al ajillo. El aceite, impregnado del aroma del ajo y las especias, junto con el jugo del pescado, es también espectacular, pero habrá que tomarlo con prudencia si estamos buscando bajar de peso 🙂

Los túnidos pueden perder el color al congelarse y volverse marrones. Para evitar esto es preferible congelar los lomos sin cortar, muy bien envueltos y prietos en papel film, sin aire, evitando que el líquido escape tras la congelación de la carne. De todos modos, que se vuelva marrón no indica que no se pueda comer, sino que se ha congelado con poco cuidado.


Receta de Bonito al ajillo

Valores nutricionales de la receta de bonito al ajillo sin carbohidratos:

Para las cantidades descritas:

  • Bonito: P220 G80 C0
  • Aceite de Coco: P0 G50 C0
  • Resto de ingredientes: Cantidades insignificantes

Total: P220 G130 C0

Por ración de 100g:

  • Proteínas: 22g
  • Grasas: 13g, de las cuales saturadas 5g
  • Carbohidratos: 0

En esta receta se puede sustituir el Aceite de Coco Virgen Ecológico por otro aceite, como por ejemplo el Aceite de Oliva, pero si habéis leído alguno de mis libros y en especial Adelgazar sin Milagros, ya sabréis que para cocinar con exposición continuado a la temperatura es más adecuado un aceite que no se degrade ni se oxide, como el aceite de coco.

Si os apetece un plato de pasta sin carbohidratos pero rico en nutrientes, podéis utilizar esta receta para aderezar un sobre de Slim Pasta como hice yo con lo que sobró para el día siguiente en la foto que acompaña abajo. La pasta Slim Pasta de la que ya he hablado en este artículo, es básicamente 0% carbohidratos, 0% Proteína y 0% Grasa, por los que los valores nutricionales del plato no cambian, pero sí su textura y apariencia.

Fettuccine con Bonito al ajillo

 

Consigue más recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 0
Bizcocho triple 0%

Bizcocho Triple 0% (sin gluten, sin azúcar, sin carbohidratos asimilables)

Tags : 

Ha llegado el tan esperado momento para aquellas personas intolerantes al gluten. ¡La receta que más ha encandilado a nuestros seguidores, ahora apta para celiacos!

Si eres celiaco y tienes problemas con algunas de las recetas del libro Cocinar sin Carbohidratos, estás de enhorabuena. Tras varios intentos y búsquedas de alimentos que se parezcan a la harina convencional pero que estén libres de gluten y tengan un bajo aporte en carbohidratos, hemos encontrado el sustituto perfecto, que además de aportar consistencia da un toque de sabor extra a las recetas. No ha sido vfácil encontrar un sustituto al salvado de trigo, puesto que teníamos que tener en cuenta dos cosas fundamentales: el aporte de carbohidratos y el gluten. Pocas harinas hay en el mercado que cumplan estas dos condiciones puesto que la mayoría sobrepasan los 70 u 80 g de hidratos de carbono por cada 100 g de producto y además hay que tener en cuenta la estabilidad, textura y consistencia que la harina aporta a las recetas.

Tras varias semanas buscando nos encontramos con dos tipos de harina aptas para realizar muchas de nuestras recetas; harinas con las cuales no es necesario mezclar otros ingredientes para que su sabor y textura sean agradables en el resultado final . Nos estamos refiriendo a la harina de coco y a la harina de sésamo. La primera, la harina de coco, es una harina rica en proteínas de origen vegetal, libre de gluten y con bajo contenido en hidratos de carbono asimilables. Es fácil de encontrar en grandes supermercados y en tiendas especializadas en productos ecológicos. Por su parte, la harina de sésamo es difícil de encontrar y su precio algo disparado. Por estos motivos nos decidimos a investigar con la harina de coco, y comenzamos por tener en cuenta que es algo más densa que otras harinas ya que absorbe mucho el líquido por lo que siempre echaremos 1/3 de harina de coco de la cantidad normal de harina que requiera cualquier receta.

Con esta harina de coco conseguirás un resultado esponjoso y de sabor delicioso, apto para cualquier desayuno y merienda, como por ejemplo un bizcocho saludable, bajo en carbohidratos, sin azúcar, alto en proteínas y libre de gluten. Ahora sin más os dejamos con la receta que esperamos que os guste

Receta de Bizcocho de mascarpone con moras y frambuesas Triple 0% (sin gluten, sin hidratos, sin azúcar)

  • Partes: 4-5
  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Deliciosa receta ideal para diabéticos o celíacos ya que es triple 0% (sin gluten, sin hidratos y sin azúcar).


Ingredientes de esta receta sin carbohidratos:

– 5 huevos

– 50 g harina de coco

– 50 g mantequilla

– 15 g (1 cucharada) proteína Vitality 95 en polvo

-125 g mascarpone

– 2 cucharadas colmadas de yogur griego

– 2 cucharadas de edulcorante líquido

– 1 sobre de levadura

– 1 cucharadita de bicarbonato

-1/2 cucharadita de sal

– 100 g de frambuesas

– 100 g de moras


Instrucciones de preparación de esta receta sin carbohidratos:

1- Batir los huevos con la ayuda de una batidora eléctrica o con unas varillas manuales hasta que espumeen doblando su volumen. Añadir la mantequilla fundida, el edulcorante líquido, el yogur griego y el mascarpone y batir hasta formar una mezcla homogénea.

2- En un cuenco añadir y mezclar la proteína, la levadura, el bicarbonato, la harina de coco y la pizca de sal. Con la ayuda de un colador tamizar e ir incorporando poco a poco a la mezcla anterior mientras batimos.

3- Añadir 50 g de frambuesas y 50 g de moras y volver a batir hasta que no queden grumos.

4- Una vez que la masa esté homogénea y algo espesa incorporamos el resto de frambuesas y moras y movemos para que se distribuyan homogéneamente.

5- Verter la mezcla en un molde previamente engrasado e introducir al horno precalentado a 180º durante 30 minutos (aproximadamente), el tiempo de horneado diferirá en cada horno. Para comprobar sí está listo introducir a los 30 min. un palillo o un cuchillo en el centro del bizcocho, si sale limpio indicará que está listo para sacar y dejar enfriar, de lo contrario dejaremos hornear durante 5 o 10 minutos más.

6- Desmoldar sobre unas rejillas para dejar enfriar y evitar que se humedezca.


   Información nutricional
 Por bizcocho (6 porciones) Por porción
 kcal  1518 253
 Grasas  121  20
 Hidratos de Carbono  28  4,8
 Proteínas  66  11

¡Bon appetit! 😉

Consigue más recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


Te avisamos con las novedades

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones cuando tengamos novedades importantes que compartir contigo

Síguenos en Twitter

Consiga ahora el libro Cocinar sin Carbohidratos a un precio excepcional