• info@cocinarsincarbohidratos.com
  • 951 88 68 06

Tag Archives: carbohidratos

  • 1
Mitos de los carbohidratos

Los 7 mitos sobre los carbohidratos

Tags : 

Todavía hay personas que me preguntan si es seguro llevar una dieta restrictiva o simplemente baja en carbohidratos. Esto es sin duda debido a la gran cantidad de mitos sobre los carbohidratos y acerca de seguir una dieta baja en carbohidratos. La pregunta que está en la cabeza de muchas personas es si es seguro y sano llevar una dieta baja en carbohidratos. Voy a intentar dar respuesta a esta pregunta despejando los 7 mitos más comunes sobre las dietas bajas en carbohidratos, y que cada uno saque sus conclusiones.

Si has llegado a esta página porque estás planteándote comenzar a cocinar usando menos carbohidratos y tienes algún tipo de temor, este artículo es para tí. Y lógicamente el libro de recetas bajas en carbohidratos Cocinar sin Carbohidratos también :).

Mito número 1: Es necesario que la dieta contenga al menos un 50% de carbohidratos.

La primera en la frente. ¿Cómo es posible que haya personas que todavía se crean esto? Si esto fuese cierto, la especie  humana se habría extinguido hace milenios. No cabe duda que hoy en día meter un 50% de carbohidratos en nuestra dieta es sumamente sencillo, pero, ¿ha sido así durante los 50.000 años anteriores? ¡Claro que no! De hecho, ni siquiera ha sido así desde hace mucho menos tiempo. El azúcar, los cereales refinados, los refrescos y los zumos de fruta, por mencionar algunas bombas glucémicas no estaban tan de moda como ahora en la antigüedad.

Mito número 2: El peligro de las dietas “hiperproteicas”.

¿Porqué si una dieta tiene una buena base de proteínas se llama hiperproteica y, sin embargo, si tiene una buena base de carbohidratos no se llama hiperglucémica? Supongo que porque a muchos les interesa usar este tipo de términos para asustar a la población cuando hablamos de proteínas y sin embargo tratan de evitar esta percepción con los carbohidratos. Lo cierto es que una dieta que sea restrictiva en cabohidratos no tiene porqué ser hiperproteica. En mi libro Adelgazar sin Milagros explico como yo seguí la Isodieta para perder 35 kilos en unos meses recuperando mi salud por completo, y lejos de ser hiperproteica, la Isodieta me permite comer exactamente la cantidad de proteína que mi organismo precisa, ni más ni menos. Ni es una dieta hiperproteica ni hipoproteica, simplemente “ISO” proteica. Eso sí, lejos de contener un 50% de carbohidratos, probablemente no llegue ni al 10%.

Mito número 3: Las dietas proteicas dañan el riñón.

Incluso cuando hablamos de dietas proteicas en lugar de hiperproteicas, siguen existiendo agoreros que nos advierten acerca de los supuestos daños que pueden sufrir nuestros riñones por seguir una dieta con una buena base de proteínas de calidad. No existe ningún estudio -actual ni pasado- que asocie una reducción de carbohidratos en la dieta con daños en el riñón. Esto es algo que comento con detalle en mi artículo dedicado precisamente a los supuestos daños en el riñón que producen las proteínas.

Mito número 4: Las dietas bajas en carbohidratos dañan el riñon.

Este mito es precisamente lo contrario de la realidad. Resulta que muchas personas que siguen dietas con alto contenido de carbohidratos ingieren una gran cantidad de fructosa, y pese a la incomprensible buena reputación que tiene, el consumo continuado de fructosa está demostrado que daña directamente el hígado. En mi libro La gran mentira de la nutrición dedico todo un capítulo a la gran mentira sobre la fructosa. Lejos de ser “mejor” que el azúcar, la fructosa es uno de los dos únicos componentes de la sacarosa, el azúcar blanca común, y los efectos de su consumo en exceso en nuestro organismo son incluso peores que los del otro componente, la glucosa.

Mito número 5: Si no comemos carbohidratos se muere el cerebro.

Esto, ademas de un mito, es una soberana estupidez. Los que promueven este mito suponen que la única forma de que nuestro organismo consiga glucosa es mediante la ingesta de carbohidratos. Pero, si esto fuese así -que lógicamente no lo es- ¿para que sirve la grasa que almacenamos como reserva energética? ¿Acaso no existe una ruta metabólica para la conversión de otros nutrientes en glucosa más allá de los carbohidratos? La respuesta a estas preguntas es obvia. El exceso de carbohidratos en nuestra alimentación se convierte en grasa que se almacena y posteriormente puede volver a convertirse en glucosa en caso de necesidad. ¿Para qué si no iba nuestro cuerpo a almacenar un combustible inútil? Pero para colmo, lo que demuestran numerosos estudios recientes es que el cerebro tiene la capacidad de lamentares de otros nutrientes además de la glucosa. Es cierto que requiere una pequeña cantidad de glucosa (entre 40 y 100 gramos al día) para funcionar, pero el resto del combustible lo puede obtener de otras moléculas y además todo apunta a que funciona mejor, a menor temperatura y con mayor agilidad cuando esto ocurre. De esto hablo con más de talle en mi artículo Beneficios de una dieta cetogénica.

Mito número 6: No se puede practicar deporte sin ingerir carbohidratos.

En el video de presentación del libro Cocinar sin Carbohidratos, ese señor con cara amable y magníficas dotes de comunicación que está sentado a mi derecha e interviene antes de mí es el Dr. en nutrición Jaime Brugos. Si las cuentas no me fallan tiene en el video 75 años. Pues bien, este señor -que lleva más de 30 años evitando los carbohidratos en su dieta- entrena a diario en su gimnasio. Pero que nadie piense que se hace unos minutillos de cinta o de bicicleta. Al contrario, Jaime Brugos practica uno de los deportes más exigentes, tanto en intensidad como en concentración y duración: el culturismo. No en vano, a sus 68 años ganó el primer certamen de fisioculturismo al que se presentó. Su masa muscular es envidiable, ya no sólo para una persona de su edad, sino para cualquier persona. Es muy difícil -por no decir imposible- pillarle un pellizco de grasa. ¿Puede alguno de los agoreros que promulgan que no se puede hacer deporte sin consumir carbohidratos explicarme esto? No, claro que no…

Mito número 7: Las grasas engordan

Las grasas engordan… claro, si se comen en exceso. Pero las proteinas y los carbohidratos -especialmente estos últimos- también engordan si se comen en exceso. Muchas personas defienden que debemos reducir mucho el consumo de grasas y aumentar mucho el consumo de carbohidratos, pero lo cierto es que esto han sido las recomendaciones nutricionales durante los últimos 50 o 60 años y sólo nos han llevado a la obesidad y a la diabetes, por no hablar de la proliferación de todo tipo de enfermedades degenerativas. Las proteínas y las grasas son nutrientes plásticos -además de energéticos- y son necesarios para construir los trillones de células que forman nuestro cuerpo. Los carbohidratos sólo aportan energía. Esa es la diferencia que muchos no quieren ver, obsesionados con ingerir energía y descuidando la regeneración celular que ocurre cada nanosegundo de nuestra vida en nuestro cuerpo. Reducir los carbohidratos aumentar el consumo de grasa no solamente no engorda, sino que para colmo adelgaza. En mi articulo El gran engaño del Siglo XX explico el engaño de la dieta y los carbohidratos con mucho más detalle.

Si te estás planteando comenzar una dieta baja en carbohidratos, olvida los mitos que hayas escuchado y céntrate en la realidad. La realidad es vivimos rodeados de pruebas que demuestran que una reducción de carbohidratos en nuestra alimentación tiene efectos muy saludables. Ten en cuenta que no todos los carbohidratos son iguales y en este sentido en nuestro libro Cocinar sin Carbohidratos diferenciamos claramente entre los carbohidratos asimilables, los no asimilables, la fibra (carbohidratos estructurales) y usamos los adecuados para mantener bajos niveles de carbohidratos en los platos, algo que además de ayudarnos a mantener nuestra línea tiene efectos altamente positivos en nuestra salud.

Consigue más artículos y recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


  • 2
Gofre libre en hidratos

Beneficios de una dieta libre de hidratos

Tags : 

Si eres de los que en tu dieta no pueden faltar las tostadas a primera hora de la mañana, unas patatas fritas acompañando al plato principal o un sándwich con fruta a la hora de cenar te estarás preguntando cómo se nos ocurre pensar que esos pequeños placeres del día a día no pueden ser beneficiosos para la salud. ¿Cómo van a poder repercutir negativamente unas sanas tostadas de tomate o un sándwich caliente con una manzana por la noche?, te estarás pensando –y eso que no he dicho unos “sanos” y “nutritivos” cereales-.  Si sigues poco a poco los post de la web descubrirás por qué insistimos en los múltiples beneficios de una dieta libre de hidratos.

Gofre libre de hidratos

Gofre libre de hidratos

No sólo a nosotros se nos ocurre afirmar tales ‘aberraciones’, sino que afirmamos y corroboramos por experiencia propia. Tanto mi compañero Carlos Abehsera, gran conocedor de todo tipo de dietas, amante y seguidor de una nutrición de calidad,  como una servidora, podemos poner sobre la mesa datos de nuestra humilde experiencia, cada uno con un fin diferente pero al fin y al cabo orientado a una única meta: la salud y el bienestar físico y mental. Pero como ya he dicho, no somos los únicos que incidimos en una dieta libre de hidratos, cuyos beneficios pueden observarse a corto plazo tanto interna como externamente.

Hoy día nos invaden miles de dietas basadas en cierto grupo de alimentos: dietas Paleo, Atkins, Dunkan, etc. Todas ellas defienden la toma de un determinado grupo de nutrientes pero si te fijas bien no difieren mucho unas de otras ya que parten de una base en común y es que abogan por un consumo reducido, por no decir exento, de hidratos de carbono. Si no te fías de estos autores por lo que habrás podido escuchar o leer en los medios –a todo hay que decir que se resumen a simples falacias inducidas por el desconocimiento– y lo que quieres son datos de la comunidad científica de medicina también los hay. Neurólogos, endocrinos, nutricionistas… cada vez son más los que se van uniendo a la idea de los efectos nocivos del consumo en cantidades de hidratos de carbono. Sólo tienes que indagar e investigar un poco por tu cuenta, buscar avances científicos, investigaciones meramente científicas que certifiquen empíricamente estos beneficios de una dieta libre de hidratos. Como podrás comprobar en tu pequeña aventura de detective e investigador, la conclusión a la que llegan la mayoría de estos estudios es que una dieta baja en hidratos es beneficiosa para prevenir los factores de riesgo tanto en enfermedades cardiovasculares como degeneraciones neurológicas, enfermedades ligadas a desajustes hormonales como la Insulina (Hormona Anabólica), desajustes en el estado de ánimo, influencia negativa en el sueño, etc.

Si quieres iniciar tu aventura en la búsqueda de los muchos inconvenientes de los hidratos y de los beneficios de una dieta libre de hidratos puedes empezar con el libro “Cerebro de Pan” de David Perlmutter, un reconocido neurólogo americano orientado al tratamiento de trastornos cerebrales entre los que destacan el Alzheimer o el Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad (TDAH). “Sin Trigo, Gracias” del Doctor William Davis, cardiólogo americano que alude al trigo como ‘veneno crónico perfecto’. El Doctor Arthur Agatson, cardiólogo americano creador de la Dieta South Beach… podría seguir pero prefiero que seas tú quien investigue y justifique por propia búsqueda de información los beneficios de una dieta libre de hidratos.

Con todo esto, no digo que te vayamos a quitar las sagradas tostadas para el desayuno, de las mil y una combinaciones de tipos de sándwich y de los fritos como acompañamiento a tus comidas. De hecho, te proponemos seguir con esa clase de alimentos pero realizados de forma diferente, con alimentos que no dañen tu salud o  la de los que están a tu alrededor. Con este libro podrás sorprender tanto con tu receta favorita de sándwich como con alimentos fritos semejantes a la textura que dejan las patatas.

¡Cambia de ingredientes y que tu imaginación haga el resto! Descubre con nosotros los beneficios de una dieta libre de hidratos. El libro estará disponible muy pronto…

Consigue más artículos y recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


Te avisamos con las novedades

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones cuando tengamos novedades importantes que compartir contigo

Síguenos en Twitter

Consiga ahora el libro Cocinar sin Carbohidratos a un precio excepcional