• info@cocinarsincarbohidratos.com
  • 951 88 68 06

La cocina sin carbohidratos y la salud

  • 0
Beneficios de la alimentación sin carbohidratos para la salud

La cocina sin carbohidratos y la salud

Tags : 

Beneficios de la alimentación sin carbohidratos para la saludUno de los mitos más habituales acerca de la nutrición es pensar que comer bien, disfrutando de una gran variedad de alimentos, está reñido con tener buena salud. Muy al contrario, la buena salud es una consecuencia directa -entre otras cosas- de llevar una adecuada alimentación, variada, rica en nutrientes de calidad. Y aquí la palabra importante es precisamente “nutrientes”. Aunque aprendemos en la escuela que los nutrientes principales son 3, las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo cierto es que nutrir, lo que se dice nutrir, sólo nutren los dos primeros. Los carbohidratos son una fuente de energía para nuestro organismo, pero no juegan papel estructural o plástico alguno en nuestro cuerpo.

La cocina sin carbohidratos, o mejor dicho, la cocina que reduce severamente la disparatada aportación de carbohidratos que se impone en la dieta tradicional, está llena de ventajas para las personas que siguen dietas restrictivas en carbohidratos, especialmente en carbohidratos de asimilación rápida. Si aprendes a cocinar sin usar carbohidratos y evitas diariamente consumir azúcares y en general todos los carbohidratos de asimilación rápida, tu salud mejorará de manera inmediata.

Cuando dejas de comer carbohidratos y te alimentas a base de proteínas y grasas como base de la dieta, tu cuerpo comienza a extraer la energía de estos dos nutrientes, entrando en un estado que se conoce como cetosis. Al contrario de los que muchas personas piensan, la cetosis es un estado metabólico que está lleno de ventajas para nosotros. Por un lado, producimos un combustible adicional a la glucosa que algunas células utilizan de manera muy eficiente, reduciendo la temperatura  de trabajo y mejorando la efectividad del metabolismo. Tal es el caso del cerebro, que cuando se alimenta de los cuerpos cetónicos producidos durante la cetosis, mejora su rendimiento significativamente.

Anímicamente, el hecho de reducir severamente los carbohidratos en la dieta tiene un efecto energético importante. Si bien es cierto que los dos o tres primeros días pueden resultar duros y que se puede pasar por un estado de cansancio generalizado, no es menos cierto que una vez pasado este trance e iniciada la cetosis, la tortilla se da la vuelta por completo y nos ocurre justo lo contrario, que sentimos una energía y vitalidad que nos recuerda a cuando éramos niños.

A nivel estrictamente metabólico, he conocido personalmente a bastantes personas que han “reparado” su metabolismo al eliminar los carbohidratos de su dieta. Personas diagnosticadas con resistencia a la insulina, con diabetes tipo 2, con síndrome metabólico… Personas que tomaban metformina a diario y que tras comenzar a alimentarse sin carbohidratos han visto como su salud mejoraba hasta el punto de dejar por completo la medicación al tiempo que se esfumaban los síntomas que le producían unas enfermedades degenerativas que eran producto de su alimentación anterior, basada en una gran base de carbohidratos en la dieta.

Estructuralmente hablando, comer proteínas y grasas de calidad en lugar de carbohidratos vacíos, tiene un efecto inmediato en nuestro cuerpo: eliminamos grasa corporal y generamos masa muscular. Nuestra estructura cambia mucho más que nuestro peso, porque el músculo pesa aproximadamente el doble que la grasa, y nuestros cuerpos se transforman de manera radical, estilizándose, endureciéndose y en general funcionando mucho mejor.

La salud general sufre una mejoría de tal manera que los efectos de seguir una dieta sin carbohidratos se hacen notorios en prácticamente todas nuestras funciones vitales. Nuestra salud reproductiva mejora y personas que tenían problemas para tener hijos producidos por una deficiente alimentación -habitualmente por la baja ingesta de grasa de calidad que hacían- de repente consiguen el tan ansiado embarazo. Desde que comencé personalmente a comer de este modo, allá por abril de 2011, cerca ya de cinco años atrás, no he vuelto a ponerme enfermo de nada, ni un mal resfriado, ni una gripe, ni una conjuntivitis, ni una otitis… nada de nada. Algún dolor de cabeza aislado y poco más. No puede ser casualidad.

Mi alegato de hoy es que te plantees lo siguiente: nadie se ha muerto jamás por cambiar durante un par de meses su alimentación, de modo que lo más preciado que posees, que es tu vida, no está en riesgo porque hagas esta prueba que te sugerimos y comiences a comer dejando de lado la gran cantidad de carbohidratos que ingieres a diario. Lo peor que te puede pasar es que, pasadas unas semanas, no notes nada de lo que te cuento en este artículo, y por tanto decidas volver al pan, a la pasta, a las féculas, al azúcar, a los cereales y en general a la gran cantidad de carbohidratos que ingieres cada día si es que sigues la pirámide nutricional.

Si te decides a empezar, en este blog y en el blog Adelgazar sin Milagros dispones de recetas sin carbohidratos para que puedas cocinar de un modo distinto. Si te gusta lo que vas aprendiendo, ni que decir tiene que el próximo paso es hacerte con las 120 recetas de nuestro libro Cocinar sin Carbohidratos, con las que sin duda serás capaz de elaborar tus propios panes sin carbohidratos, pastas sin carbohidratos, lasañas, postres, batidos y en general cualquier plato que se te ocurra o te apetezca, porque como empecé diciendo, comer de manera variada y sabrosa no está reñido con la buena salud. Simplemente hay que saber qué ingredientes utilizar en cada momento y lógicamente, más allá de las verduras que usamos de manera habitual, los carbohidratos no son bienvenidos en nuestras recetas.

Consigue más artículos y recetas sin carbohidratos en tu email

Para recibir en tu correo electrónico las nuevas recetas y novedades del libro Cocinar sin Carbohidratos déjanos tu dirección de email aquí. Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic y es absolutamente gratuito.


Te avisamos con las novedades

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones cuando tengamos novedades importantes que compartir contigo

Síguenos en Twitter

Consiga ahora el libro Cocinar sin Carbohidratos a un precio excepcional